Son muchas las cosas que pueden afectar la calidad de la piel y provocarle manchas y otras imperfecciones, como la continua exposición al sol, los cambios hormonales y