8 consejos que toda mamá primeriza debería escuchar

Si sacamos un cuaderno para escribir todos los consejos que nos dan te aseguro que faltarían hojas para escribir! Es increíble todos los consejos que recibimos las mamás, !especialmente las mamás primerizas!

Con mi primer hijo era un poco reacia a los consejos. Es que me decían tantas cosas, que a veces sentía que menospreciaban mi capacidad para ser madre (aunque fuera primeriza) y sacar a mi hijo adelante.

Pero con el tiempo, fui entendiendo que no todos los consejos que nos dan son malintencionados o desinformados. Dentro de todos esos consejos, siempre habrá algo bueno que te ayudará a ser una mejor mamá y a tomar mejores decisiones.

Por eso hoy quiero compartir con todas ustedes algunas de las recomendaciones que me hicieron cuando tuve a mi primer hijo, y que según mi niño fue creciendo, descubrí que hay mucha razón en ellas.

Aquí te las dejo para que tomes lo bueno de estos consejos y lo que mejor te ayude a crecer y a mejorar como mamá.

Amamanta: para tener una lactancia exitosa, debes tener “oídos de pescado” (muchos te dirán muchas cosas que quizás te hagan dudar de si en verdad es lo mejor). Pero recuerdas que le estás dando lo mejor a tu bebé. Déjate llevar por tu instinto materno.

Pero… deja a un lado la culpa!  Si trataste de amamantar y no pudiste (sea cual sea el motivo), tranquila…eso no quiere decir que eres una mala madre.

Cárgalo cuanto quieras: Muchos te dirán “vas a mal acostumbrar” a ese niño por cargarlo tanto! “déjalo que llore” “lo estás mal acostumbrando” “solo va a querer estar en brazos” y muchísimas cosas más. Pero como mamá te aconsejo: cárgalo cuanto quiera, llevas a ese bebé 9 meses en tu vientre, necesita sentirse querido, protegido y quien mejor que tu para hacerlo sentir así. Recuerda que siempre habrá tiempo para organizar la casa, para trabajar, pero tu hijo solo será pequeño una vez, llegará el momento en el que no necesite más de tus brazos.

No lo dejes llorar: si! vas a escuchar a muchos decirte “déjalo que llore que eso ensancha sus pulmones” “tan chiquito y ya te manipula con el llanto”.  Si tu bebé llora es porque algo no está bien. Recuerda que es su única forma de comunicarse, su llanto te dice: mami tengo hambre, tengo frio, tengo sucio el pañal, quiero estar contigo, ya estoy cansado de está posición, me duele algo etc. Con su llanto tu bebé te dice que necesita algo.

Cada bebé es diferente: No quieras que tu bebé vaya al mismo ritmo que los otros bebés de su edad. Quizás mira al hijo de tu amiga que tiene 5 meses y ya se sienta ¿Por qué el mío aún no? y empiezas a compararlo con otros bebés y así sucesivamente. Recuerda que cada bebé tiene su propio ritmo de desarrollo, incluso en el vientre materno.

Las mamás experimentadas no siempre tienen la razón: que una mujer tenga 3, 4 hijos no quiere decir que sabe todo sobre maternidad. Por ejemplo vas a escucha a mujeres que ya son abuelas decirte “dale agua de azúcar” “limpia su boquita con miel” y sabemos que estás son cosas peligrosas para un bebé pequeño. Por eso cada mamá vive una experiencia única.

Acepta que no eres perfecta: Te ayudará a llevar la maternidad con menos peso.

No te dejes abrumar por todas las nuevas responsabilidades: ahora que hay un bebé en casa, las exigencias aumentan bastante. Pero vive un día a la vez y hazlo al máximo. No te dejes agobiar por lo que falta. Mejor disfruta lo que tienes.

Pide ayuda cuando la necesites: A veces queremos hacer por nosotras misma todo lo que tenga que ver con el bebé y la casa, pero recuerda que delegar de algunas responsabilidades no te hace menos madre.

 

POST REPLY

Si te gustan nuestras publicaciones…. Por favor!

Regálanos un me gusta!