Un bebé muere mientras la madre lo amamantaba

Un bebé es muy delicado. No es lo mismo cuando nacen, que cuando están en el vientre. En el vientre están protegidos y con un ambiente especial para ellos. Pero cuando nacen deben adaptarse poco a poco a un ambiente totalmente diferente al del útero.

El mundo exterior esta lleno de amenazas y peligros para los recién nacidos, y aunque hay algunas cosas que no podemos controlar, hay accidentes que si podemos evitar.

Ese es el motivo por la que Kristin Hoffman está alertando a las que son madres y a las embarazadas para evitar que sufran la terrible situación que vivió ella con su pequeño.

El bebé de Kristin nació el 10 de abril, lo nombraron Jhon Thomas Michael y desde el primer segundo de vida se convirtió en su prioridad. Pero al igual que todas las madres, las primeras semanas fueron muy agotadoras para ella.

Y el 4 de junio, cuando Jhon apenas iba a cumplir sus dos meses, su mamá decidió amamantarlo recostada en la cama, pues el cansancio era demasiado. El problema fue que el cansancio la venció y se durmió sin darse cuenta. Cuando despertó descubrió al pequeño entre las sábanas y no respiraba.

Entre nervios los padres de inmediato llevaron a su hijo por la sala de emergencias más cercana, pero lamentablemente los doctores no pudieron hacer nada por el pequeño, pues aseguraron que ya había pasado demasiado tiempo sin oxígeno y murió asfixiado.

Aunque el momento fue devastador y terrible para la madre, que apenas dos semanas antes había perdido a su padre, ella se atrevió a compartir su historia en Facebook y pidió que todos compartieran su historia para prevenir la muerte de otros niños pequeños.

Estas fueron sus palabras con una foto posteada de su bebé en las redes sociales:

Me da mucha vergüenza confesar lo que me pasó, pero con mucho dolor y pena lo diré. Pero tengo que pedirles que por favor compartan y lo divulguen por el mundo, escribió ella en su muro. Y continuó, “Las primeras semanas, los primeros meses no son fácil, pero no importa lo cansada que estés, Levántate y ve a una silla, o a algún lugar en el que no puedas quedarte dormida cuando alimentas a tu bebé por las noches.

Fue devastador para mi despertar ese domingo 4 de junio y encontrar a mi hijo bajo las sábanas sin respirar. Sin darme cuenta se resbaló entre las sábanas y terminó asfixiado.

Consejo: La OMS aconseja no acostar a los bebés con almohadas, sábanas pesadas, peluches o lugares por donde se puedan caer. Tu bebé no debe dormir rodeado de nada.

 

POST REPLY

Si te gustan nuestras publicaciones…. Por favor!

Regálanos un me gusta!