El bebé dejó de respirar y minutos después se descubre esto

Pamela Rauseo residente en Florida, Estados Unidos tuvo que vivir  una experiencia horrible y angustiante. Ella estaba conduciendo a casa con su sobrino de 5 meses de edad, el bebé dejó de respirar y estuvo a punto de perder la vida.

Pamela es una de esas tías consentidoras, que aman a sus sobrinos como si fueran sus propios hijos. Algunas horas antes de lo sucedido todo había sido diversión, su tía lo llevo al parque y jugaron en los columpios y la arena, el pequeño Sebastián estaba feliz. Después de tanta diversión se fueron a casa y en el trayecto de la carretera fue que ocurrió todo.

Después de algunos minutos conduciendo, Sebastián comenzó a incomodarse y estaba llorando mucho, Pamela trató de apresurarse a casa pero las autopista siempre están atascadas en Miami, la situación era cada vez más tensa, ya la tía de Sebastián estaba desespera y de un momento el niño deja de llorar, ella ve a través del retrovisor y ve al pequeño con los ojos cerrados…pero su tono de piel está morada; se da cuenta que Sebastián no está RESPIRANDO! 

Sebastián nació prematuro, con algunos problemas respiratorios, cuando su tía Pamela notó que el bebé no estaba respirando, se parqueo en medio de la carretera estatal 836 saco al bebé del carro y corrió al embotellamiento pidiendo ayuda, pero no había mucho tiempo para esperar así que ella comenzó a darle RCP (Reanimación cardiopulmonar), y el bebé volvió a respirar, de no ser por su tía Sebastián no hubiera celebrado su primer año de vida.

Todo esto fue captado por un fotógrafo que se encontraba cerca del lugar de los hechos, Heral Al Díaz quién capto esos momentos impresionantes y angustiantes, en las fotos se puede apreciar a Pamela agachada encima del pequeño Sebastián soplándole en la boca. Las fotos y la historia de Sebastián y Pamela se hicieron viral, y fue basada en el valor de una tía y la importancia del RCP.

“Tuvieron que juntarse muchas cosas de esa manera para que hubiera un resultado positivo”, fueron las palabras de Anthony Trim, capitán de bomberos de Miami, que resultó estar cerca de la escena mientras ocurría en medio del trafico y se apresuró ayudar.

Pero hay una frase que dice “por algo suceden las cosas”, si el pequeño Sebastián no hubiera dejado de respirar, los médicos podrían no haber descubierto que él tenía quistes peligrosos  en la tráquea. Pero gracias a Dios todo salió muy bien y él está aquí ahora, riendo con las encías al aire y lleno de energía.

Paola quién es la madre del pequeño, hermana de Pamela no sabe como agradecerle a su hermana lo que hizo por su hijo. Paola dice que aún está preocupada por su hijo y que cada vez que piensa en lo ocurrido y ve las fotos se le salen las lagrimas porque  se pone a pensar en lo que hubiera podido pasar.

A veces me pongo a pensar en todo lo que mi bebé ha tenido que pasar desde que nació prematuro, y muchas veces me cuestiono y digo ¿Por qué todo eso tiene que pasarle a él? Pero yo sé que él es mi mayor regalo, mi bendición, él es “Mi pequeño Milagro” que desde el día que nació ha luchado como todo un guerrero.

POST REPLY

Si te gustan nuestras publicaciones…. Por favor!

Regálanos un me gusta!